Raha Raissnia

Canto

11 enero - 28 febrero 2018

El título de la nueva exposición de la artista Raha Raissnia en la Galería Marta Cervera, Canto, hace referencia a una serie de obras del mismo título, presente en la exposición actual de la artista en The Drawing Center, Nueva York. Mientras que una serie de siete dibujos expuestos aquí componen su segunda parte, Canto II, las dos exposiciones también contienen obras basadas en las mismas imágenes encontradas (de una mezquita abandonada construida en el periodo del Sultanato en la India), y de esta forma mantienen más un diálogo que una continuidad, informándose la una a la otra como las distintas secciones de un canto o poema.

Predomina en la exposición una serie de ochenta diapositivas pintadas a mano titulada Throwback. Éstas se proyectan en una caja única construida por la artista, la cual hace de pantalla. La pantalla tiene dos capas: la exterior es una tela muy fina con un toque de yeso, donde la luz se refleja parcialmente pero en la que también penetra, chocándose así con la capa interior, que a su vez es un lienzo hecho con resina y pintura negra en yeso. El espacio entre las dos capas crea un efecto óptico tridimensional, rico en tonalidad y de gran profundidad y textura. Al ser proyectadas en este artefacto tridimensional, las diapositivas cobran una materialidad propia, convirtiéndose momentáneamente en objetos físicos con una auténtica presencia en el espacio de la exposición. Este proceso de hacer física la imagen fotográfica, de forma que cobre materialidad y peso, es esencial en la obra de Raissnia, y se puede apreciar también en las pinturas de esta exposición.

Raissnia transforma las imágenes fotográficas que utiliza (ya sean encontradas o tomadas por ella) incesantemente, modificándolas a mano y en el ordenador, re-fotografiándolas y ya no representando, sino casi construyendo de nuevo, estas imágenes capa tras capa mediante su práctica pictórica. Así, ambos, el contenido semántico y la textura de la superficie de sus obras reflejan el laborioso trabajo invertido en ellas, y es esta alteración manual la que cambia inherentemente las imágenes originales, al apropiarse la artista de ellas según las materializa. Las imágenes se vuelven reales no sólo en un sentido literal, sino también metafórico: el proceso artístico de Raissnia las dota de su propia historia material. Cada trazo las humaniza, y de esta forma comienzan a formar parte de nuestra realidad física, que es más ambigua y menos unilateral que la narrada por las imágenes documentales. En consecuencia, la obra de Raissnia abre paso a una interpretación poética, cargada de humanidad, ya que emociones como la vulnerabilidad, la integridad, la inocencia o la belleza se infiltran en la representación a medida que la mano y la conciencia de la artista reconstruyen la imagen.

El elemento temporal del proceso artístico de Raissnia es crucial, ya que no sólo habilita la construcción de una especie de historia material, sino que también da lugar a un diálogo entre todas sus obras, el cual se transforma permanentemente. De esta forma, los distintos componentes que forman su obra (dibujo, pintura, video y performance) se informan los unos a los otros al saltar de un medio a otro, de la pintura a la película y viceversa a través de instalaciones y performances, haciendo del trabajo de Raissnia una historia propia que se re-examina y reinterpreta a sí misma continuamente. Por esta razón, se podría decir que el título de esta exposición, Canto, no sólo hace referencia a una serie de obras, sino también a la forma de crear única de la artista.

Raha Raissnia (1968, Teherán, Irán) Vive y trabaja en Nueva York. Raissnia tiene actualmente una exposición individual en the Drawing Center (New York). Su obra ha sido tema de una presentación individual en el MoMA (Nueva York). En 2015, el trabajo de Raissnia fue incluido en All the World's Futures, 56a Exposición Internacional de Arte, comisariada por Okwui Enwezor en la Bienal de Venecia. Previamente, su trabajo ha sido expuesto en White Columns (Nueva York), Access Gallery (Vancouver), el Museo de Arte Contemporáneo de St. Louis, Khastoo Gallery (Los Ángeles), Thomas Dane Gallery (Londres) y The Kitchen (Nuevo York), entre otros. Recientes exposiciones individuales se llevaron a cabo en Ab / Anbar Gallery (Teherán), Galería Marta Cervera (Madrid), Galerie Xippas (París), y el Museo de Arte Contemporáneo de Isfahan (Isfahan, Irán). Las proyecciones-performances de Raissnia, a menudo realizadas en colaboración con Aki Onda y Panagiotis Mavridis, se realizaron en el Whitney Museum of American Art (Nueva York), Arnolfini - Centro de Arte Contemporáneo (Bristol, Reino Unido), Drawing Centre (Nueva York), Issue Project Room (Nueva York) y Emily Harvey Foundation (Nueva York), entre otros.

 

Laura Díez de Baldeón

 

 ___

Raha Raissnia

Canto

January 11 - February 28, 2018

The title of Raha Raissnia’s new exhibition at Galería Marta Cervera, Canto, refers to a series of drawings by the same title on view at the artist’s current exhibition at The Drawing Center in New York. A set of seven drawings here comprise its second part, Canto II. Another shared aspect between the two exhibitions is that both contain works made based on a series of found slides depicting a mosque from the Sultanate period in India, currently in ruins. In this way, the two exhibitions maintain more of a dialogue than a continuity, informing each other like the different sections of a canto in a long poem.

On view here is an installation of 80 hand painted slides titled Throwback, which are projected onto a unique screen box built by the artist. This screen has two layers: the outer layer uses a sheer fabric that the artist has painted faintly with gesso, which both reflects the light and allows it to penetrate through; the light then also hits the back layer–itself a painting made with resin and black paint on gesso. The space between the two layers creates a three-dimensional optical effect, rich in tone and with much depth and texture. As the slide images are projected into the tridimensional artefact, they gain materiality, taking the form of physical objects with a strong presence in the exhibition space. This process of turning the photographic image into something physical that acquires weight and materiality is essential in Raissnia’s work, and is also apparent in the paintings and drawings shown in this exhibition.

Raissnia transforms the photographic images that she works with (whether they are found or taken by her) incessantly by modifying them, re-photographing them, and not just representing them, but almost building these images anew layer by layer through her drawing and painting practice. In this manner both the semantic content and the texture of her works’ surfaces reflect the labor that goes into them, and it is this manual process that inherently changes the original images by allowing her to appropriate them while materializing them. The images become real not just in a literal sense, but also in a metaphorical one: Raissnia’s artistic process provides them with their own material history. Each trace humanizes them as they begin to form part of our physical reality, which is more ambiguous and less unilateral than the one narrated by documentary images. As a result, Raissnia’s works make room for poetic interpretation, since emotions such as vulnerability, integrity, innocence or beauty infiltrate the representation as the image is reconstructed through the hand and conscience of the artist.

The temporal element of Raissnia’s artistic process is consequently crucial, since it doesn’t only enable the building of a kind of material history, but also a dialogue between all her works that is permanently in flux. In this way, the different components of her work (drawing, painting, film installation and performance) inform each other by crossing over from painting to film and vice versa in installations and performances–turning her body of work into its own history, which continuously re-examines and re-interprets itself. One could say, then, that the title of this exhibition, Canto, not only refers to a series of works, but also to Raissnia’s unique form of creating.

Raha Raissnia (1968, Teheran, Iran) She lives and works in New York. Raissnia currently has a solo exhibition at the Drawing Center (New York). In 2016, her work was the subject of a solo presentation at the Museum of Modern Art (New York). In 2015, Raissnia’s work was included in All the World's Futures, 56th International Art Exhibition, curated by Okwui Enwezor, Venice Biennale. Previously, her work has been featured in exhibitions at White Columns (New York), Access Gallery (Vancouver), the Museum of Contemporary Art St. Louis, Khastoo Gallery (Los Angeles), Thomas Dane Gallery (London) and The Kitchen (New York), among others. Recent solo shows were held at Ab/Anbar Gallery (Tehran), Galeria Marta Cervera (Madrid), Galerie Xippas (Paris), and the Isfahan Museum of Contemporary Art (Isfahan, Iran). Raissnia’s projection-performances, often undertaken in collaboration with Aki Onda and Panagiotis Mavridis, have been held at the Whitney Museum of American Art (New York), Arnolfini – Center for Contemporary Arts (Bristol, UK), the Drawing Center (New York), Issue Project Room (New York), and Emily Harvey Foundation (New York), among others.

Laura Díez de Baldeón

___

Raha Raissnia

Vioi

June - July, 2014

 

La presente muestra de la artista Raha Raissnia (Teherán, 1968) en la Galería Marta Cervera lleva por título “Vioi”, que también sirve de nombre al filme que se incluye y del cual se desprenden y se articulan las doce pinturas que conforman el conjunto de obras expuestas. Una vez más la artista presenta en esta nueva exposición un trabajo que remite al interés que -en ella- suscita la relación entre cine y pintura.

 

La mayor parte del material que conforma la película en formato 16 mm fue rodado en varias visitas a un barrio pobre de Harlem. Tras las cuales recopiló una buena cantidad de pietaje y de imágenes en movimiento muy directas, casi documentales, que la artista volvió a fotografiar en su estudio utilizando diferentes cámaras tanto digitales como analógicas. Este proceso también incluye la proyección de las imágenes capturadas en los cuadros y en distintas pantallas. De ahí que el resultado final del film sea una enorme y densa superposición de capas, que requiere de un largo y cuidadoso trabajo de edición en el que la artista aplica, de manera muy personal, diversas técnicas. 

 

Por primera vez, Raissnia incorpora la filmación en exteriores, ya que en trabajos anteriores sólo capturaba las imágenes dentro de su estudio, pero también por primera ocasión la artista desarrolla una suerte de narración “emocional” a través de la figuración.

 

La propia Raha Raissnia afirma que su interés por ese barrio de Harlem surgió tras descubrir en sus calles a personajes con una fuerte personalidad. A pesar de la pobreza y de las carencias en ese barrio de Nueva York, casi de inmediato sintió una fuerte atracción por la enorme vitalidad de esos personajes en su entorno. El ánimo, la alegría y el enorme sentido del humor de las personas que encontró durante sus recorridos la sedujeron y la condujeron a trabajar allí. Aunque las pinturas y el filme que capturan esos espacios y sus habitantes en un primer acercamiento parecen oscuros, la artista no intenta hacer un retrato triste o apesadumbrado, sino que al contrario, con su trabajo busca restituir la integridad de esas personas.

 

El vocablo griego “vioi” significa simplemente vida. Y es precisamente de ella de lo que trata la obra de Raissnia: retratar la vida de esos habitantes de las “profundidades de la mina” y su entorno, Harlem, tanto en el filme como en los cuadros. Pero esta búsqueda formal va más alla de la investigación técnica de la relación entre el cine y la pintura, en principio dos lenguajes y dispositivos de creación simbólica muy distintos, que en esta obra desbordan sus propios límites expresivos.

 

La influencia del cine siempre ha estado presente en cuestiones formales del trabajo de la artista, como en el uso del blanco y negro, las luces y las sombras, los encuadres y el sonido, tanto en su película como en las pinturas, pero también en elementos más profundos e íntimos de la expresión artística, como el intenso y sutil trabajo con el color negro y en esas pequeñas y sutiles grietas por entre las cuales, a pesar de la oscuridad, emerge la emoción de la luz: la poesía de la vida.

 

Aunque las doce pinturas que se presentan en la muestra se refieren al filme “Vioi” y la mayoría de las imágenes se desprenden de él, la artista se toma la libertad de seguir los propios dictados de la pintura, y para ello hace cambios y las interviene con el fin de conseguir algo nuevo y diferente. El tamaño de los cuadros –en óleo sobre madera– coincide con el formato de las pantallas unos de 61 x 81 cm y otros de 30,5 x 40,5 cm en un ensayo en el que por primera vez la artista estrecha aún más la relación entre su trabajo fílmico y pictórico, haciendo de los cuadros una suerte de “filmstills”.

 

Sin embargo, el plantemiento pictórico de las imágenes no es imitar el filme sino conseguir unos cuadros que lo complementen. Las pinturas contienen detalles que resulta imposible fijar en la imagen en movimiento como en “Unbowed” [Indoblegables], “Rectitute” [Rectitud] o “Cadge series”: algún gesto de las manos que pasaría desapercibido y que nos revela el intercambio necesario para la supervivencia, ciertos ambientes y encuadres que a primera vista parecen anodinos, pero que tienen algo enigmático.

 

Todo en estas pinturas parece narrar algo que al final resulta imposible de retener en la imagen fija del cuadro, es decir en la pintura. A pesar de que en la esencia del acto de pintar subyace la idea de fijar la imagen y eternizarla para la historia, en Raha Raissnia irremediablemente las imágenes se hacen “inestables” e incluso en su “materialidad” terminan por cumplirse ante el espectador en una suerte de “fuga”. 

 

María Virginia Jaua

 

___

Raha Raissnia

Glean

November - December, 2010 

 

La galería Marta Cervera tiene el honor de presentar la primera exposición individual de la artista Raha Rissinia en España.

 

La exposición incluye una instalación de film-performance, óleos sobre lienzo y dibujos de grafito.

 

Gran parte de la formación de Raha es cinematografía, quizás por eso, su apego a lo tactil y mecánico del cine, alejado ya del nuevo video digital. Sus mas claras influencias son artistas como Bruce Conner o Paul Sharits y la vanguardia marterialista-estructuralista asociada a ¨Fluxus”.

Además de sus años académicos, trabajó en Anthology Film Achives de NY, donde adquirió lo que llama sus “años de formación directa”. Tanto los projector performance, como los óleos y los dibujos están influenciados por estas experiencias.

 

En las composiciones performance, utiliza el film, diapositivas pintadas a mano e incluso radiografías u óleos, y también música (lleva varios años colaborando con el chelista experimental Charles Curtis). Selecciona algunas películas de cine de archivo, imágenes estáticas, de diapositivas, creadas por ejemplo con trozos de película pintados y con imágenes superpuestas que pega con cinta transparente, radiografías. Transforma la imagen en movimiento en un movimiento lento, la imagen estática en movimiento, y juega con la vieja paradoja del cine que con imágenes estáticas produce la ilusión de movimiento, pero con un ritmo diferente.

 

Raissnia profundiza en la vulnerabilidad humana frente a la violencia tecnológica, que conlleva progreso, pero también destrucción. De manera que sus obras resultan futuristas, pero con reminiscencias del pasado, estáticas y en movimiento, temporales y aleatorias. Una concentración de realidad, pero sensorial.

 

En las pinturas y dibujos, pintados en blanco y negro, la luz y los efectos de movimiento, la vibración de las imágenes, nos remiten de la sala de proyecciones a la caligrafía árabe, de occidente a oriente, de la figuración a la abstracción, transformándose continuamente.

 

Mi obra en general aspira a la música. La dimensión del tiempo, como en música, bien sea en óleos, dibujos, diapositivas collage pintadas o películas. Estoy interesasa en los efectos sinestésicos. En mis film-performances utilizo mis proyectores preparados como instrumentos musicales, e incorporo nuevas técnicas.

 

Raha Raissnia